Empresas participadas

AGROPELLETS

Agropellets desarrollar biocombustibles sólidos, utilizando recursos agrícolas y forestales que contribuyan a disminuir la dependencia energética de los combustibles fósile asi como las emisiones de GEIs para combatir el cambio climático. Aumentar la competitividad del sector agrario generando empleo y riqueza en el medio rural

Aglutinando una importante capacidad de producción de un significativo número de cooperativas agrarias, nos permite acceder a mercados de gran consumo internacionales, y nos posiciona como una empresa referente en la producción de agropellets en Europa.

Todo ellos sobre unos pilares fundamentales. Ofrecemos productos de calidad, orientamos al mercado y a los clientes. Siempre buscando la eficiencia en la gestión y en la producción, asi como la Sostenibilidad medioambiental. Todo ello sin perder el enfoque a la distribución horizontal del valor.

Agropellets de Aragón está altamente comprometida con la sostenibilidad medioambiental y con la preservación de los medios rurales.

Uno de los elementos diferenciales de nuestros agropellets, es que se desarrollan poniendo en valor diferentes residuos agrícolas, tales como paja de cereal, cañote de maíz o podas de frutales. Este tipo de biomasas, tradicionalmente eran abandonados en campo, porque no encontraban una adecuada vía de valorización.

La huella de carbono es una herramienta que define el impacto que un producto ejerce sobre el cambio climático, y nuestros agropellets tienen una huella sensiblemente menor a la de otros biocombustibles sólidos.

ALFEED

Otro cultivo estratégico es la alfalfa. Cooperativa los Monegros dispone de una planta para procesar el producto en Sariñena mediante deshidratado. Para la comercialización del producto terminado Cooperativa participa en la empresa Exportación de Alfalfa Feed (Alfeed) junto con otras empresas y cooperativas aragonesas. De esta forma fortalece su posición en el complejo sector de la exportación de forraje, abriéndose camino en mercados de Oriente Medio y Asia.

La alfalfa, “Medicago sativa”, es la planta de forraje más importante y se ha utilizado para la ganadería desde la antigüedad debido a sus excelentes propiedades nutricionales y medicinales. Es un producto con un equilibrio perfecto entre proteína y fibra, tanto en detergente neutro como en ácido, lo que lo convierte en un alimento con alta digestibilidad y fácil consumo para el animal.

El mercado actual nos trasmite las preocupaciones crecientes de nuestros clientes relacionadas con la trazabilidad del producto, las medidas de bioseguridad , las garantías regulatorias , las garantías sanitarias y la homogeneidad del producto.

Sembramos la variedad de semilla Aragón. Su uso continuo en el campo permite mejorar la calidad de la alfalfa, así como la cantidad de cultivos y los procesos de deshidratación, logrando asi una integración vertical.La huella de carbono es una herramienta que define el impacto que un producto ejerce sobre el cambio climático, y nuestros agropellets tienen una huella sensiblemente menor a la de otros biocombustibles sólidos.

SEMILLAS MUR

Semillas Mur, inicia su actividad de producción y selección de semillas forrajeras en 1.953, en pleno casco urbano de Casetas para posteriormente trasladarse a sus instalaciones de Alagón. Además de las semillas forrajeras, está especializada en semillas para alfalfa, guisantes, vezas.

La alfalfa, cultivo forrajero por excelencia, aprovecha las sinergias de nuestra comunidad para utilizar la producción del eco tipo Aragón. Obteniendo a partir de ella otras variedades como son Victoria, Capitana…

La alfalfa Aragón es un eco tipo, es decir, una población natural que se ha ido configurando a lo largo de los siglos por un proceso de selección natural. Variedad acomodada al medio climático y edáfico del Valle Medio del Ebro, lo que le ha proporcionado una extraordinaria adaptación a esta zona.

Entre sus características destaca la buena aptitud a crecer en días cortos, el rápido rebrote primaveral, la gran velocidad de crecimiento tras los cortes, el excelente rebrote otoñal y la buena resistencia al frio invernal.

La selección de semilla de alfalfa se realiza desde la siembra de la semilla en el campo. Supervisando la nacencia de la semilla, se realizan las visitas necesarias para que el crecimiento de la semilla sea el correcto, sin que el nacimiento de malas hierbas afecte a la alfalfa.

Dependiendo de la situación del campo de cultivo, se aconsejan los riegos adecuados e incluso la forma de cosechar. Concluido el proceso se toma muestra de la semilla obtenida para realizar los correspondientes controles.

En nuestros almacenes y sin tratamiento intermedio alguno , se seleccionan las semillas. Todas son sometidas a un proceso de “limpia”. Utilizamos maquinaria específica para la semilla de alfalfa de manera que suprime las malas hierbas como rumex, plantago… Finalmente la semilla es pasad por la descuscutadora.

Para poder certificar la semilla, nos debemos asegurar que no lleva ninguna semilla de cuscuta, la mala hierba más nociva que puede acompañar a la alfalfa. Para ello, una vez limpia la semilla se vuelve a tomar muestra de cada saco y se analiza para garantizar el proceso con éxito.

AGROPECUARIA